El regalo más grande que te puedes dar

el hongo-paracaídasColores , luz y el marco de un cielo azul y reluciente. El blanco-gris de los edificios, las plazas, el suelo. Un paracaídas gigante que se transforma en mucho más que un espacio de juego, una excusa para compartir y divertirnos desconocidos de todas las edades con ganas de jugar.

Es el refugio de nuestro niño, de una infancia muchas veces ignorada por las prisas y las obligaciones que recuperan los mismos niñ@s que no superan los 7 años de manera instantánea cuando se toman un paréntesis de trabajos y adultez impuestas, dejan sus cosas y les cambia la mirada. Las cajas, las artesanías, etc reposan al lado del árbol, del altavoz que exhala melodías recuperadas mientras corremos, nos miramos, nos regalamos y nos emocionamos fascinados con su mirada y energía recuperada. Un entusiasmo que nos pertenece a todos y que vive en cada latido de ilusión perenne incandescente. En el paracaídas

Porque el juego, como queda patente cada vez que las autoridades nos piden autorización, no entiende de edades, ni fronteras, ni dinero… Es libertad, color, impulso vital, respirando, volando, elevando los espíritus. Es el regalo más grande que te puedes dar. Disfrutar compartiendo con tu gente. Un presente creativo esperándote  a cada instante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s