Eli y su ruta feliz

Definitivamente el reto de hacer presentes creativos, conforme se acumulan experiencias y momentos inolvidables, va aumentando su dificultad a la hora de sorprender. Nos pone a prueba la creatividad y la capacidad de tocar los corazones, y más cuando la persona regalada es una integrante del equipo, que no sólo ha acompañado la elaboración de todos, sino también que los ha captado con la cámara a través de su mirada sensible y los ha plasmado con amor y delicadeza editando vídeos que inmortalizan momentos que parecen imposibles de revivir.

el collage de la ruta feliz de Eli

Elisabet conocía y conoce, por tanto, de primera mano todos los entresijos, pero al mismo tiempo también es muy querida por toda la gran cantidad de familia y amistades esparcidas por ambos lados del océano, y ésa es una ventaja nada desdeñable para inventar nuevas posibilidades que pudieran hacer de su cumpleaños una jornada para el recuerdo. Y la verdad es que lo conseguimos, como todo cuando se hace con dedicación y cariño: el corazón de Eli no paró de sonreír y de emocionarse por todo lo que fue sucediendo.

mirando el vídeo-regalo

Así que para evitar nervios y especulaciones por lo que podría o no suceder, decidimos que su presente duraría todo el día completo y cuando decimos completo quiere decir desde primera hora de la mañana, nada más abrir los ojos vino su primera sorpresa, ¿perfecto para amanecer, verdad?: un montaje audiovisual de más de una hora con más de 50 felicitaciones bien emotivas de su gente querida.

Después de este inicio con tantas emociones, nada mejor que un buen café para digerirlas. Así la invitaba la 1ª de las seis pistas que iría descubriendo que la llevaron a recorrer distintos espacios de San Cristóbal: el TierrAdentro para desayunar con amigos y conversar vía videoconferencia con familiares (con los meseros trayéndole regalos y pasteles), una tienda de artesanías donde le regalaron una falda, el centro cultural El Carmen donde le regalaron clases de guitarra, la librería La Pared donde encontró unas guías para un próximo viaje y comer en el Cocoliche donde un grupo de son jarocho le regaló una canción.

Y para terminar, siguiendo la última pista de su ruta feliz en un día radiante de sol y sensaciones, el regreso a casa. Eran las 6 de la tarde y había encadenado ya 9 horas de regalos, encuentros y sorpresas. Parecía que ya había terminado todo, que ya no podía suceder nada más… Lo parecía. Todavía quedaba bastante por vivir. Porque al llegar a casa, le vendamos los ojos, le hicimos un pequeño masaje sensorial para que se relajara: disfrutando de caricias, perfumes, sabores,  palabras, músicas y danzas.masaje sensorial

Una vez terminado, desprovista del paliacate, encontró la casa llena de amig@s y de fotografías por todos lados. Su faceta audiovisual seguía acompañándola como hilo conductor de su viaje, en este caso para que ella descubriera en una sopa de letras dieciséis palabras que tenían que ver con ella. Las fotos, tendidas con hilos, le servían de pista.

Pero tampoco terminaba ahí su ruta… Como buena comunicóloga, a Elisabet le encanta escuchar y contar historias, lo hace muy bien. Sin embargo en este día señalado, al igual que ocurría con el cambio de papel de pasar a ser el foco de las fotografías, también sería ahora la receptora de cuentos, que por cierto tenían como elementos aspectos significativos de ella. Cada quien le contó el suyo, en vivo o en vídeo previamente grabado. Todos bien emotivos, interesantes y originales. Culminando todo ello con un cuento co-creado improvisado que tenía el agradecer a Eli como argumento.

Y, ahora sí, para terminar sus más de 12 horas intensas de presente creativo. Nada mejor que un programa de radio, tipo magazine, uno de los formatos preferidos de Eli para repasar a través de canciones, entrevistas, reportajes, comerciales, debates, etc., distintos momentos de su vida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo un reto también para ella, poder abrazar toda la intensidad emocional, todo el cariño regado que no dejaba de lloverle durante todo el día. Mucho amor, mucho afecto, mucha ternura. La misma que regalas con cada mirada, con cada palabra. Esas semillas únicas que siembras con tu luz en el fondo de nuestros corazones.

Gracias Eli, deseamos que esta experiencia te siga acompañando para seguir recibiendo todo ese amor que nos regalas. De momento para que quede en tu recuerdo y en el de los demás, puedes disfrutar del vídeo.
Tu ruta no terminó el día de tu cumpleaños, puede empezar cada día cuando amaneces.

feliz cumpleaños!

Anuncios

El viaje de Ester

Despedirse del lugar donde has vivido 9 meses, donde te han querido y te han abrazado, donde te han cuidado y has podido desarrollar inquietudes y facetas, del lugar donde has enraizado… es un cometido bien difícil.

Ester y su padre Éste ha sido el reto que la mamá de Ester (Mariló), desde Barcelona, nos propuso al contratar el presente creativo para su hija, para que pudiera despedirse de San Cristóbal de las Casas y de su familia ‘de corazón’, antes de emprender una nueva aventura en Canadá.

El desafío fue máximo, al tener que buscar la complicidad de su familia y amistades de Barcelona, de sus amig@s en México, y diseñar una propuesta donde las emociones y la alegría tuvieran lugar a partes iguales. El resultado fue enmarcar el presente creativo en un viaje que empezó dos días antes de la celebración, con la llegada sorpresa del papá de Ester y su mujer, que no quisieron perderse un momento tan especial para su hija.

Dos días más tarde, empezaba la celebración: un largo trayecto por las geografías humanas descubiertas, por sabores y comidas familiares, por instantes y personas representativos plasmados en un mural colectivo, por maletas cargadas de cartas, postales y fotografías de personas alejadas físicamente llenas de cariño. Un viaje al pasado desde el presente, donde lxs participantes de la celebración llenaron la maleta de Ester de buenos deseos a través de los objetos simbólicos que le regalaron. Y con la maleta cargada de ilusiones Ester emprendió un vuelo imaginario a otras latitudes, en un recorrido audiovisual con 4 escalas, donde le esperaban los mensajes de 4 personas en formato vídeo. La última escala del viaje emocional llegó a través de una computadora, donde su mamá y compañero y su hermano la esperaban para conversar por skype. Los ojos de Ester no podían brillar más. Agradecida, emocionada, ilusionada: su sonrisa permanente era el termómetro de su felicidad.

El final de fiesta fue muy musical: un repertorio internacional que empezó con la música latinoamericana de Maruca, que con su guitarra y su dulzura trajo melodías significativas para Ester; siguió con la guitarra de Blaz y su música eslovena; y finalizó con las tarantellas de Carlo y Lorena, que hicieron bailar a todxs lxs asistentes en un itinerario musical desde el Sur de Italia hasta los Pirineos de España, pasando por toda la música tradicional de Occitania y Francia.

Ester sonriendo y feliz en su presente creativoEl viaje de Ester no termina, tan sólo acaba de empezar, y sus bellas alas de mariposa van a desplegarse para transportarla a nuevos mundos donde revolotear, explorar, reír, bailar, disfrutar… y vivir. ¡Mucha suerte Ester, y buen camino! Dejas en Chiapas innumerables huellas y tu luz que nos acompaña.

Te dejamos con el vídeo para que puedas rememorar con ella esta celebración tan especial.

 

 

Resumen fotográfico del presente creativo de ester

Un presente creativo para Jordi

fotosEl pasado mes de abril la compañera y los amigos de Jordi nos contrataron para preparar un presente creativo muy especial para festejar su cumpleaños. Querían que tuviera una celebración especial, en la que participaran las personas que están cerca y las que están lejos en un mismo espacio y tiempo. También nos pidieron que tuviera un componente sensorial. Y con estas y otras premisas nos pusimos manos a la obra!

IMG_3575Contactamos con algunos de sus familiares y amigos en Barcelona para que nos mandaran escritos con algún recordatorio para Jordi, o con algún mensaje emotivo, de agradecimiento o reconocimiento. Estos textos iban acompañados de una fotografía donde le mandaban un beso. Recibimos como 50 mensajes y fue uno de los momentos más emotivos de la celebración: Jordi debía descubrir el autor o autora del escrito y acompañarlo con la foto enviada, y así iba creando un álbum. Hubo más momentos especiales: recibir mensajes de voz de sus familiares, una cata de quesos con fruta a ciegas, un pasaje sonoro lleno de buenas vibraciones, un círculo de fuego en el que todo@s le compartieron su reconocimiento, y un altar maya donde compartir buenos deseos.

Estos momentos, estas experiencias y emociones ya forman parte de los recuerdos imborrables del festejado y de los que participaron y estuvieron presentes.

Ahora tienes la oportunidad de revivir con él ese regalo.